Un poquito de historia de Clínica Physis - Clínica PHYSIS
17815
post-template-default,single,single-post,postid-17815,single-format-standard,theme-bridge,woocommerce-no-js,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.5.6,ajax_fade,page_not_loaded,,hide_top_bar_on_mobile_header,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-6.10.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-18004
 

Un poquito de historia de Clínica Physis

23 Sep Un poquito de historia de Clínica Physis

Petra Tarazaga es propietaria y gerente de Clínica Physis, se incorporó a la compañía en 1989 para cubrir unas vacaciones de Navidad e increíblemente (nadie lo iba a imaginar), aquí está hoy, 30 años después, habiendo celebrado el pasado febrero, justo antes del confinamiento, una fiesta por el 30 Aniversario de la clínica. Ella nos cuenta con ilusión, orgullo y mucha satisfacción la trayectoria de esta clínica, que empezó en un pequeño barrio y hoy en día es un gran centro de fisioterapia, referente en la ciudad de Valencia.

¿Cuándo abre Clínica Physis sus puertas?

Hace más de 30 años, allá por los 80, coincidiendo con la integración de los estudios de la fisioterapia en la Universidad. Clínica Physis se inauguró
el 21 de noviembre de 1989. Sus fundadores fueron Eduardo Árgelo, Federico Barrachina y Maribel Daviu, fisioterapeutas de las primeras promociones universitarias de Valencia, que se unieron para hacer llegar los beneficios de esta disciplina a las personas.

Cuéntanos un poquito de ti porque parece un sueño hecho realidad ¿Cuándo se incorpora Petra Tarazaga?

Pues si, la verdad es que para nada me esperaba vivir este momento y es que me incorporé circunstancialmente al centro para cubrir unas vacaciones de Navidad de una compañera. La sustitución fue al mes de abrir la clínica, en diciembre de 1989, y quién me iba a decir que años después iba a celebrar el 30 aniversario de la clínica pero bajo mi propiedad y como gerente de la misma. Dicen que las oportunidades llegan y hay que saberlas coger a tiempo, quiero pensar que aquella era mi oportunidad para poder ayudar a todos esos pacientes que han ido pasando por el centro. Esa era mi vocación, mejorar la vida de las personas. El que me conoce lo sabe bien. Desde 2008, con mi incorporación a la gerencia, la clínica no ha dejado de crecer, mejorar y ampliar su oferta tanto en terapia manual como en aparatología y eso es algo que me hace sentir feliz.

Debido a que era una disciplina desconocida para muchos, los inicios no debieron ser nada sencillos…

Los inicios fueron algo duros pero teníamos mucha ilusión y muchas ganas. La fisioterapia no era conocida, la gente no sabía lo que era aquello, un paciente que se operaba no acudía a rehabilitación. Lo normal en aquella época era tomar analgésicos y calmantes, pero no era habitual que un médico te aconsejara ir al fisioterapeuta. Era duro porque era demasiada innovación. Tuvimos que realizar una gran labor de darnos a conocer para poder dar ese servicio, teníamos que hablar con especialistas en traumatología para que derivaran a los pacientes y hacerles ver que la recuperación tras una intervención era un éxito si se trataba con rehabilitación en nuestro centro.

Me comentabas que Clínica Physis nació como policlínica ¿qué servicios se ofrecían entonces? 

En 1989 el centro contaba con Medicina General, Pediatría, Estética, Odontología y Fisioterapia y gracias a la colaboración de aseguradoras como Cruz Blanca, Asisa o Maphre nos llegaban pacientes a esas otras especialidades y se nos presentaba la oportunidad de poder dar a conocer la fisioterapia.

30 años se dice pronto, pero ha dado tiempo a demasiados avances ¿La forma de trabajar era distinta? 

La fisioterapia en aquella época era algo muy nuevo y joven, no había dado tiempo a que se desarrollara y evolucionara por lo que todos estos años han sido de evolución, piensa que fuimos pioneros, éramos los primeros fisios de la ciudad. No se trabajaba distinto pero no era tan amplio, había unos recursos más limitados y ahora se ha mejorado, se ha ampliado y la fisioterapia no deja de evolucionar.

Cuando hay algo novedoso hay mucha competencia…

No, no en nuestro caso. La Fisioterapia era una gran desconocida. En Valencia, en aquellos años, existirían tres centros y uno de ellos era Clínica Physis, así que no teníamos competencia, pero tampoco demasiados pacientes para repartir. Cómo anécdota te diré que, en las orlas universitarias, en aquella época, había más profesores que alumnos, es un poco de risa.

Imagino que durante estos años habrán pasado muchas personas por la clínica ¿Quién empezó entonces y hoy en día sigue desempeñando su labor en Physis?

Pues mira, Laboratorio Echevarne empezó a realizar analíticas en el centro hace 25 años. Agustín y Beatriz, nuestros psicólogos llevan con nosotros casi 20 años, al igual que Rosa del Arco, fisioterapeuta y osteópata. Enrique Clemente y Rut Sierra, fisioterapeutas de Clínica Physis desde hace más de 15 años. Pero no sólo ellos son importantes. He tenido la suerte de rodearme de un gran equipo de profesionales y gracias a todos y cada uno de ellos la clínica es lo que es. Nuestros fisioterapeutas en el centro, nuestros fisioterapeutas de atención domiciliaria, los especialistas externos que pasan consulta en nuestra clínica, las personas de administración, recepción, todos han sumado en este proyecto.

La propia evolución de la sociedad conllevará algún cambio en las necesidades ¿Qué necesidad había entonces con la salud y cómo ha cambiado?

Antiguamente, la gente presentaba un dolor y acudía al médico que le prescribía antinflamatorios y analgésicos, no había una necesidad fisioterapéutica para ello porque los pacientes estaban satisfechos con sus medicamentos. Donde si que había necesidad de aplicar fisioterapia era en lesiones neuronales en los que se necesitaba que el paciente volviese al 100% en movilidad o al menos mejorar su día a día. Me acuerdo de un caso de éxito abrumador en el que una paciente a la que se le había repetido constantemente que no iba a poder caminar a causa de un accidente. Tras varias operaciones y tras 4 años de constancia en nuestro centro, consiguió caminar y poder hacer una vida normal y con bienestar. Sin embargo, hoy en día, con nuevos hábitos más saludables, la fisioterapia parece que cobra mayor sentido. Nos permite prepararnos para la práctica deportiva, rehabilitarnos y mejorar nuestra movilidad sin medicación, recuperar zonas lesionadas y acostumbrar a nuestro cuerpo a hábitos más saludables como la correcta postura corporal, etc. Ahora la aplicación de la fisioterapia llega a un ámbito muy amplio y ha ayudado incluso para tratar a bebés con sus cólicos o corregir patologías de nacimiento, etc.

Petra, para finalizar, cuéntame una anécdota.

Pues son muchas las vividas en nuestro centro, las que más nos satisfacen es recuperar lesiones que los médicos daban por irrecuperables o encontrar soluciones que se daban por perdidas. Quizá lo más mediático sería contar todos los famosos que han pasado por nuestro centro: deportistas, periodistas y modelos, pero es confidencial y no os puedo desvelar sus nombres.