Tratamientos de fisioterapia tradicional que funcionan - Clínica PHYSIS
17843
post-template-default,single,single-post,postid-17843,single-format-standard,theme-bridge,woocommerce-no-js,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.5.6,ajax_fade,page_not_loaded,,hide_top_bar_on_mobile_header,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-6.10.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-18004
 

Tratamientos de fisioterapia tradicional que funcionan

02 Nov Tratamientos de fisioterapia tradicional que funcionan

En Clínica Physis, clínica de fisioterapia en Valencia con más de 30 años al servicio del bienestar de las personas, contamos con expertos fisioterapeutas que gozan de una larga trayectoria y gran éxito en sus tratamientos.Todos ellos cuidan con esmero a nuestros pacientes y se ponen al día con nuevas técnicas y herramientas innovadoras que facilitan la mejora de cada uno de los pacientes.

La investigación e innovación en el área de la salud es fundamental para tratar de dar solución a los problemas de nuestro organismo pero con el paso de los años, nos hemos dado cuenta de que hay tratamientos, o más bien técnicas fisioterapeuticas que siempre resultan eficaces a nuestros pacientes porque a lo largo de su vida y en las diferentes lesiones que hayan podido padecer, han podido comprobar que les ha resultado efectiva su aplicación consiguiendo eliminar o mitigar sus dolencias. Entre los tratamientos tradicionales más destacados podríamos nombrar:

La magnetoterapia que es la reina de las fracturas y edemas óseos. Gracias a ella los pacientes aceleran el proceso de osteogénesis y consiguen una consolidación más temprana.

La diatermia o rádar resulta muy eficaz en dolores musculares y óseos ya que el aumento de flujo sanguíneo actúa como acción relajante, antiinflamatoria y con ello conseguimos mayor movilidad articular.

Las corrientes, ya sean galvánicas, TENS, interferenciales, etc. aportan, según en los diferentes casos, reducir o eliminar el dolor, conseguir disminuir la inflamación o mejorar la actividad muscular. Evitamos la atrofia muscular y ganamos fuerza.

Estas técnicas siguen aplicándose en fisioterapia a pesar de la aparición de métodos más modernos
y es que todas ellas consiguen desencadenar una respuesta fisiológica que va a provocar un efecto terapéutico en el paciente de manera efectiva.