Alimentos para reforzar tus defensas en otoño - Clínica PHYSIS
17878
post-template-default,single,single-post,postid-17878,single-format-standard,theme-bridge,woocommerce-no-js,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.5.6,ajax_fade,page_not_loaded,,hide_top_bar_on_mobile_header,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-6.10.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-18004
 

Alimentos para reforzar tus defensas en otoño

24 Nov Alimentos para reforzar tus defensas en otoño

La llegada del otoño significa muchos cambios y con ellos nuestra salud física, mental y espiritual puede verse afectada. Nuestras defensas bajan en esta época del año y nuestra función metabólica se ralentiza.

Nuestras defensas que son los soldaditos del ejército que nos protegen no están en su mejor momento y debemos darles armas para que se fortalezcan y estén mejor que nunca para protegernos de catarros y resfriados.

Nuestra recomendación es que intentes mejorar tu descanso, practicar una alimentación saludable, rica y variada y hacer todo aquello que te haga feliz, son tres aspectos clave que nos hará tener un sistema inmunitario fuerte y preparado para los meses de frío.

La alimentación es fundamental para nuestro bienestar y la naturaleza es sabia ofreciéndonos los alimentos que más nos benefician en cada temporada. Ahora es época de ajo, almendras, brócoli y coliflor, setas y champiñones, kiwis, granadas y salmón. Además, contamos con otros alimentos presentes todo el año que tienen un papel importante en nuestro sistema inmunitario.

El ajo

Es nuestro gran aliado, aporta grandes beneficios medicinales, de hecho, se conocen hasta 2.000 componentes activos que ayudan a tener un organismo más fuerte y sano. Es un antibiótico natural, antioxidante, anti fúngico y es perfecto para combatir cualquier virus, eso si, debes consumirlo machacado.

Nuestro consejo: prepara un aliño de ajo y limón y condimenta tus platos de pescado.

Las almendras y las nueces

Las almendras ayudan a la producción de glóbulos blancos y las nueces nos aportan omega 3. Ambos nos proporcionan energía y nos levantan el ánimo.

Nuestro coNsejo: llévate una pequeña fiambrera cargada de nueces y almendras al natural, cuando te entre el apetito coge un puñado pequeño
de estos ricos frutos secos y continúa con tu día, pero con energía.

Brócoli y coliflor

El brócoli y la coliflor nos aportan fibra y proteínas y son ricas en Vitamina C. Tiene un gran poder antiinflamatorio y protegen nuestro corazón.

Nuestro consejo: Mejor si lo tomas poco cocido o crudo.

Granadas y arándanos

Las granadas y los arándanos además de ser de temporada son dos fuentes antioxidantes muy potentes en esta época del año que nos permite combinar con otras frutas en forma de zumo y hacer nuestro propio complejo vitamínico casero. Una de nuestras ideas es desgranar la granada y decorar nuestra ensalada con sus granos.

En cuanto a los pescados más recomendados están el salmón, la caballa y el atún con su gran contenido en vitamina D. No impide que nos contagiemos de cualquier virus, pero nos hará estar fuertes frente a ellos.