Alimentación y fisioterapia para combatir los problemas de insomnio - Clínica PHYSIS
18211
post-template-default,single,single-post,postid-18211,single-format-standard,theme-bridge,woocommerce-no-js,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.5.6,ajax_fade,page_not_loaded,,hide_top_bar_on_mobile_header,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-6.10.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-18004
 

Alimentación y fisioterapia para combatir los problemas de insomnio

08 Nov Alimentación y fisioterapia para combatir los problemas de insomnio

El sueño y el descanso es una parte fundamental de nuestro día a día, ya que el que sea bueno o malo influye en muchos de los procesos diarios de nuestro cuerpo, como por ejemplo el ciclo de hormonas, la pérdida de grasa, el sistema inmunitario, etc. Un buen descanso nos puede evitar muchos problemas internos y externos, por lo que es fundamental cumplir con ello. En algunos casos nos es imposible debido a un mal ritmo de horarios, situaciones de estrés, etc. pero de acuerdo a los estudios realizados en relación dieta-descanso, se ha visto que la dieta mediterránea es una gran aliada para ello, pero vamos a describir algunos alimentos que nos pueden dar una ayuda para conciliar el sueño a la hora de irnos a dormir. Es probable que alguna vez hayas oído hablar del triptófano, la serotonina y la melatonina, pero quizás no tengas claro qué papel desempeñan en el sueño. A continuación, te explico qué son estas sustancias y porque son necesarias para dormir bien.

El triptófano es un aminoácido esencial; es decir, nuestro cuerpo no lo puede fabricar y, por lo tanto, solo podemos obtenerlo a partir de los alimentos. Entre otras funciones, el triptófano permite a nuestro cuerpo obtener serotonina, comúnmente conocida como “la hormona de la felicidad”. La serotonina, además de modular el estado de ánimo, regula funciones como el apetito, la digestión, el comportamiento o el sueño. Además, parte de esta serotonina se transforma en melatonina, que se trata de una hormona que también favorece el sueño. Teniendo en cuenta esto, no de extrañar que muchos de los alimentos que ayudan a dormir bien tengan un alto contenido en triptófano, serotonina y melatonina.

Sin embargo, como veremos a continuación, existen otros componentes de los alimentos que pueden mejorar la calidad de nuestro sueño, como por ejemplo los hidratos de carbono, la vitamina D, el magnesio o los ácidos grasos omega 3.

Alimentos que facilitan el sueño

  • Frutos secos. Las almendras y las nueces son alimentos ricos en melatonina, por lo que pueden favorecer un buen descanso nocturno.
  • Leche. Los productos lácteos pueden ayudarte a dormir por su alto contenido en triptófano. Además, tomar un vaso de leche caliente antes de acostarse es un hábito relajante que facilita el descanso.
  • Pavo. Es una fuente excelente de ricas en triptófano.
  • Frutas. Los plátanos pueden ayudarte a dormir porque son ricos en triptófano, melatonina y magnesio. Otra fruta recomendable es el kiwi, por su contenido en serotonina. De hecho, hay un estudio en el que se observó que tomar dos kiwis diarios una hora antes de ir a dormir durante un mes mejoraba la conciliación y la duración del sueño.
  • Huevos. Contienen vitamina D por lo que interfiere directamente con la calidad del sueño y nos ayudará a que no tengamos interrupciones del sueño.
  • Cereales. Los cereales pueden facilitarte el sueño. Por una parte, son una fuente excelente de hidratos de carbono, que ayudan a aumentar la cantidad de triptófano disponible para convertirse en serotonina (triptófano obtenido a partir de otros alimentos). Y, por otra parte, algunos cereales como la avena, el arroz blanco y el maíz son fuentes naturales de melatonina. También es preferible que se consuman cereales integrales, ya que contienen más fibra y vitaminas que las formas refinadas.
  • Pescado azul. El atún y el salmón tienen un alto contenido de ácidos grasos omega 3 y vitamina D. La combinación de ambos nutrientes puede ayudarte a dormir mejor, ya que parecen tener un papel importante en la regulación de la concentración de serotonina. Suplementarnos con omega 3 también puede ser interesante para proteger nuestro sistema cardiovascular y además favorecer el sueño.
  • Infusiones. Una infusión de manzanilla, tila, valeriana, melisa o pasiflora una hora antes de ir a dormir es una buena opción para crear una rutina relajante, pero procura beber menos líquido durante la cena para no tener que levantarte por la noche y romper tu ciclo de sueño.

Incluyendo estos alimentos en tu dieta estarás ayudando a tu organismo a descansar mejor y obtendrás mayor cantidad y mejor calidad en tus horas de sueño. En Clínica Physis somos conocedores de la importancia de un correcto descanso por eso nos hemos especializado y podemos ayudarte desde la alimentación, hasta  con la aplicación de tratamientos y técnicas específicas para mejorar los problemas de insomnio. Nesa es un sistema innovador de neuromodulación no invasiva que actúa sobre el sistema nervioso y mejora la calidad y la cantidad de sueño.